Staff
Servicios
Información
Oftalmología equina
Datos útiles

HOME / Página Principal
Contáctenos

Departamento Educación Contínua

 Información | Propietarios

Conviviendo con un animal añoso

A veces nos encontramos en nuestro Centro con dueños que traen a consulta a su perro/gato mayor de 13 o 14 años alegando que su visión ha disminuido. Luego de examinarlos, muchas veces no encontramos ninguna alteración visual, y los dueños quedan sorprendidos ante la noticia de que los ojos de su animal están perfectos. Qué sucede en estas situaciones? Simplemente que el perro/gato está envejeciendo. Cuáles son algunos de los signos neurológicos y de comportamiento que presentan estos animales?

  • Marcha estereotipada: suelen caminar realizando el mismo recorrido muchas veces al día (ej. cocina-living, living-cocina).
  • Pueden caminar en círculos o con cautela.
  • Se quedan parados contra una pared o puerta un rato y luego siguen caminando.
  •  Alteración vigilia-sueño: duermen mucho durante el día y están despiertos a la noche. A veces llorando y/o ladrando también.
  • Pueden chocarse con objetos o desorientarse debajo de una mesa o silla sin saber salir de ese lugar.

Estos son algunos de los signos clínicos que pueden presentar, y están asociados mayormente a un síndrome cognitivo senil similar al Alzheimer humano o a pequeños accidentes cerebro-vasculares (ACV) que generan alteraciones neurológicas. Como se mencionó previamente en la mayoría de estos pacientes la visión está intacta, y el motivo de su posible alteración visual radica en que el cerebro no procesa correctamente lo que los ojos ven. Existen desde lo neurológico y comportamental diversas estrategias y medicamentos para mejorar los aspectos cognitivos realizando la consulta con el clínico y/o especialista. De todas maneras, si usted convive con un paciente añoso que presenta signos de alteración visual, se debe realizar una examen clínico completo del paciente, incluyendo un examen oftalmológico y neurológico en el mismo.

Convivir con un animal añoso presenta algunas similitudes a convivir con un anciano. Necesitan sobre todo mucho CARIÑO y PACIENCIA, y mayor dedicación. En algunos casos requieren la utilización de pañales por la incontinencia, deben recibir medicaciones de distinto tipo (por ej. para el corazón, los riñones, vitaminas, etc.), alimentación especial, cuidados dentales, entre otras cosas. Es importante tomar algunas precauciones con respecto a escaleras, muebles con puntas o vidrio con lo que se puedan lastimar, así como acondicionar un lugar cálido y mullido, para evitar molestias articulares y/u óseas, además del uso de salvacamas/pañal para evitar que si se orina se moje.

Convivir con un anciano es un desafío, pero vale la pena asumirlo, ya que es en esos momento donde requiere el mayor el sostén familiar. Mientras es joven y sano es mucho más sencillo, pero cuando un animal se enferma o envejece, ahí es donde lamentablemente para muchas personas se vuelve una carga, y es donde justamente debería sentir todo nuestro cariño y apoyo que si hay alguien que se lo merece ese es nuestro animal.

Desde COA estamos a su disposición ante cualquier consulta  que quieran realizar .

 
 
Como llegar
Sobre COA
Mapa del sitio



- Afecciones Oculares Hereditarias en el perro
- Cataratas: todo lo que usted necesita saber
- Cirugía de cataratas para gente que no vive en Bs As
- Conviviendo con un animal añoso
- Conviviendo con un animal ciego
- Entropion
- Glaucoma
 
 
Centro Oftalmológico para Animales  |  Juan A. García 1981, Buenos Aires, Argentina.  |  Nuevo! Tel +54 11 3535 8000 |